Sensores de luz y espejos en huecos de zonas comunes

  • Es posible que más de una vez al entrar en un portal, hayamos sentido miedo por tratarse de un lugar oscuro y por no estar debidamente señalizado el botón de la luz. Lo mismo al recorrer un pasillo extenso o bajar a un garaje.
  • La colocación de sensores de luz tanto en portal, como en pasillos, incluso en garajes y trasteros, suele ser una medida no sólo de prevención de un posible robo u acto delictivo, sino también de ahorro energético. De manera tal que ante la presencia de una persona la luz se encenderá automáticamente, nos ahorraremos la angustia de esperar un ascensor sabiendo que puede apagarse la luz de un momento a otro, o mientras esperamos el ascensor en el garaje.
  • Parece una medida obvia pero muchas veces, no se toma en cuenta por la mera comodidad de no meterse en esa obra, que además de ser cosa de media mañana, podrá ahorrarnos dinero en el consumo eléctrico y algún disgusto.
  • Lo mismo en huecos de zonas comunes, como acceso a los ascensores, al cuarto de la limpieza o simplemente una columna que queda en medio. La colocación de sensores y espejos en zonas estratégicas nos permitirá tener una visión más segura del portal, descartando la posibilidad de que alguien pudiera esconderse en esos recovecos.

María José Ares – Administradora de Fincas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies